Entrevista a Óscar, Concejal de Festejos del Ayuntamiento

entrevista-cabeceraOs dejamos una nueva entrevista, en esta ocasión la realizamos hace varias semanas a nuestro Concejal de Festejos Óscar Martínez, en ella nos cuenta aspectos interesantes de su cargo como concejal relativo a las áreas de festejos y cultura.

Para empezar, algo que nos interesa a todos: ¿en qué estado se encuentra la candidatura de los Caballos del Vino a patrimonio inmaterial de la Humanidad de la UNESCO?

La candidatura ha dado ya uno de los pasos más importantes, se podría decir que está a la espera, y se supone que en la próxima reunión prevista para 2018 estará situada en primera línea española, porque cada país puede presentar un número determinado de propuestas. El trabajo más difícil está hecho. Lo que tiene que hacer el Bando de los Caballos del Vino como entidad que soporta el festejo, en colaboración con otras entidades políticas y sociales, como es el Ayuntamiento y la Comunidad Autónoma, es estar presente y no cejar a la hora de realizar actividades culturales que, aunque no tienen que ser grandes cosas, sí deben ser un continuum de actividades para demostrar que es una cosa que está viva. Actividades aparte del festejo de los Caballos del Vino, a lo largo del resto del año.

¿Cómo se presenta el Año Jubilar en cuanto a eventos culturales?

00202ES4MU-300x229Pensamos que los eventos culturales son primordiales, porque aunque el Año Jubilar sea un evento eminentemente religioso, la otra vertiente principal que ha de tener es la cultural; por tanto, en la medida de nuestras posibilidades, pretendemos que todos los meses haya varias actividades culturales. Se empezó por ejemplo con el concierto de Jaime Urrutia, con obras de teatro y conciertos en febrero… Y la filosofía que vamos a tener desde la Concejalía de Cultura es combinar la oferta cultural que ya de por sí tiene Caravaca agrandándola con lo que nos pueda venir de la Comunidad Autónoma para que este Año Jubilar sea muy potente en lo cultural. Lo vamos a intentar avanzar mensual o bimensualmente siempre que sea posible durante el año completo, o sea, de principio a fin.

Muchos caravaqueños se lo preguntan, pero pocos lo saben. ¿Cómo se organizan unas fiestas como las de Caravaca? ¿Cómo se resuelve el reparto de responsabilidades?

Las fiestas en torno a la Santísima Cruz a mí siempre me gusta decir que son un microcosmos, son un apartado muy complejo dentro de la sociedad caravaqueña. Yo soy el concejal de cultura y de festejos al mismo tiempo, y el concejal de festejos en este caso no organiza en sí, sino que más bien coordina. En cuestiones de organización, la figura más importante es el Secretario de Comisión de Festejos que depende directamente de la Real e Ilustre Cofradía de la Santísima y Vera Cruz. Ese Secretario de Comisión de Festejos es el que se crea una directiva o un grupo de trabajo a su alrededor en el que están incluidos también, lógicamente, los bandos moro, cristiano y de los caballos del vino. Pero que eso es lo que se ve, porque alrededor hay un montón de personajes, de pequeños actores dentro de ese gran microcosmos, como pueden ser los giganteros, el personal del Ayuntamiento que monta las infraestructuras, etc. El Ayuntamiento, principalmente, aparte de ser uno de los principales financiadores de la Comisión de Festejos, lo que aporta son las infraestructuras y poner, como si dijéramos, “la calle”, los servicios de limpieza, etc. Pero la capacidad de organizar y disponer la tiene el Secretario de Comisión de Festejos. El concejal de festejos está en estrecha relación con él y con la Cofradía, pero más que organizar, el papel de mi concejalía es el de coordinar, porque hay más festejos a lo largo del año, tanto en el pueblo como en las distintas pedanías que tiene Caravaca.

¿Cree que la cultura es un valor al alza en Caravaca de la Cruz o se nota poco interés en lo cultural?

Yo no creo que la cultura en Caravaca sea algo olvidado en el pueblo, aunque sí hemos sido tradicionalmente una plaza dura en cuanto a conciertos, en cuanto a obras de teatro, en cuanto a determinadas propuestas culturales. En nuestra intención está intentar revertir eso, pero en la medida de lo posible; tampoco queremos meternos donde no podemos meternos, pero, teniendo en cuenta los aforos que podemos tener en Caravaca y las posibilidades que podemos ofrecer, queremos avanzar en este aspecto. En invierno, el teatro Thuillier no nos permite grandes aforos, a eso me refiero cuando digo lo de actuar acorde a nuestras posibilidades. El año pasado cuando organizamos por ejemplo el concierto de los Celtas Cortos, a mí me gustó mucho ver las calles de Caravaca llenas de gente cenando en la previa al concierto, luego la plaza del Arco con un aspecto inmejorable, familias enteras… Yo creo que si se hace con tacto y teniendo en cuenta las características de lo que somos, la cultura puede ir a más. Aunque repito que siempre hemos sido una plaza dura.

El Jubilar es un año para lucir nuestras mejores galas patrimoniales. ¿Hay previsión de intervenir mueble e inmueble o alguna puesta en valor?

Durante 2016, en los últimos meses del año, se estuvieron reparando las murallas de la basílica-santuario y aparte hemos realizado un plan de choque, ya no en sitios culturales, sino en distintos lugares de Caravaca, y queremos avanzar en la adquisición de algunos inmuebles que son muy importantes en Caravaca, como, por ejemplo, la que tradicionalmente se conoce como casa de San Juan de la Cruz.

En cuanto a otras actuaciones, la verdad es que no depende únicamente de nosotros. Necesitamos mucha ayuda externa porque nosotros no podemos asumir el coste de las actuaciones que se tienen que realizar en esos determinados lugares, como pueda ser el convento de las Carmelitas, etcétera, etcétera.

Gigantero, navarro, nazareno morao, profesor, concejal y deportista…

Aunque no se me note. (risas)

… ¿Cómo lo hace?

Pues la verdad es que me gusta lo que hago: me gusta ser profesor, me gusta ser gigantero, me gusta salir en los Navarros, le tengo mucha pasión a la Semana Santa y el deporte, que es lo que más abandonado tengo, también; aparte de lo de concejal, que también creo en lo que hago. De lo contrario, me quedaría acostado en mi casa y que otro lo hiciera. Sobre todo, sobre todo, aunque esté feo decirlo, gracias a que soy un pájaro libre, que no tengo descendencia, puedo gestionar mi tiempo como quiero, la verdad que eso ayuda bastante. Porque seguramente si tuviera hijos o tuviera pareja, alguna de estas partes se vería dañada o recortada en algún momento, pero como dispongo del tiempo como quiero, pues la verdad es que puedo llevarlo todo para adelante.

Entrevista a Emilio, Secretario de Comisión de Festejos

entrevista-cabeceraContinuamos nuestra serie de entrevistas festeras, en esta ocasión con el Secretario de la Comisión de Festejos que nos desvelará algunas de las propuestas que tienen sobre la mesa para este año así como su opinión en algunos puntos de interés general. Esperamos que os guste.

Empecemos por despejar dudas: ¿cuáles son las competencias de la Comisión de Festejos?

Yo más bien diría qué no son las competencias, porque competencias de la Comisión de Festejos son todas. Menos la organización de las procesiones y de la ofrenda de flores, pues todo es competencia de Comisión de Festejos. Es competencia la fiesta infantil, los gigantes, el pregón, la gala festera, la organización, el montaje de las tribunas, la pólvora… Todo.

¿Qué es lo que afronta con mayor ilusión?

No puedo definir nada concreto, porque para nosotros, para la Comisión de Festejos, todos los proyectos que tenemos están colmados de ilusión. Quizás algunos más que otros, pero más por el subconsciente mío, porque me gusten más unas cosas que otras, porque puedo tener más cariño hacia unas cosas… pero vamos a afrontar todos los proyectos con gran ilusión. Cierto es que hay muchos proyectos, pero puedo nombrar, por ejemplo, el del día 29 de abril, que es el de las bandas de música, cuando vendrán a ganar el jubileo y habrá un desfile de bandas y tocarán en conjunto los dos mil músicos una marcha mora, una macha cristiana y un pasodoble. Para mí es un tema que, por haber sido músico –y el que es músico siempre será músico, y el que me conoce sabe que una de mis debilidades de nuestra fiesta es la música– pues este encuentro lo voy a afrontar con una ilusión especial. También el día del jubileo y del encuentro de moros y cristianos de otras poblaciones es algo que me hace mucha ilusión, como podría nombrar tantos y tantos proyectos, por eso prefiero decir que todos los afronto con ilusión.

¿Continuará las líneas de la anterior Comisión de Festejos u optará por innovar en algún aspecto?

A ver. Como decía aquel: “Año nuevo, vida nueva”. Pues Año Jubilar, vida aún más nueva todavía. Nosotros tenemos nuestro criterio y una forma de funcionar y de decidir las cosas y con esa línea es con la que vamos a actuar; ni con tratar de ser continuidad ni con tratar de innovar. Vamos a tratar de hacer una fiesta y aportar lo máximo que podamos para engrandecer nuestras fiestas y, sobre todo, el Año Jubilar.

¿Puede adelantarnos algo sobre lo que está en preparación este 2017?

Sí, puedo adelantar que sobre la propia rutina de la fiesta de todos los años y los actos que lleva consigo, sí que es cierto que tenemos en proyecto bastantes cosas.

Ya sabréis que decidimos correr las fechas para que no pillase seguido el día 29 de abril, el día de las migas, etc. todo seguido; porque creíamos que eso era un matapersonas, y los primeros que nos lo agradecieron fue el Bando de los Caballos del Vino. Y así lo que hacíamos era diluir y diversificar un poquito más el tema de las fechas. En cuanto a innovaciones, el día 18 de marzo va a ser una novedad porque teníamos muchas ilusiones puestas en que se hiciesen conjuntamente las presentaciones de los sultanes moros y de la amazona de los Caballos del Vino. Esto, entre otras cosas, supone un ahorro económico para los bandos.

Luego, el sábado 25 de marzo, tendremos el jubileo y el encuentro de moros y cristianos de distintas poblaciones. Se ha invitado a las 72 poblaciones de la UNDEF (Unión nacional de entidades festeras) y también a las poblaciones que no pertenecen a ella. Pretendemos que vengan a pasar un día de convivencia en Caravaca, a ganar el Jubileo y por la tarde hacer un desfile de moros y cristianos.
Por otro lado, tenemos el tema de la revista, para la que este año tenemos un convenio de colaboración con APCOM. Van a participar tanto en la funda de la revista, como en los regalos institucionales que vamos a hacer para Comisión de Festejos. También son los que van a hacer el cartel de fiestas de 2017.
El día del cristiano pretendemos que vengan los carnavales de Águilas a celebrar el Jubileo y realizarán un desfile por la tarde.

El día del moro tenemos previsto organizar el encuentro nacional de gigantes y cabezudos, como en los anteriores años jubilares. Ha habido incluso poblaciones que han solicitado asistir y, por falta de infraestructura, lamentablemente, hemos tenido que decirles que ya no podemos acoger a más participantes.
Lo dejamos ahí, para abrir boca.

Noche de las migas: ¿tradición en plaza del Hoyo? ¿O seguridad y accesibilidad en la Glorieta?

Yo no lo plantearía así. Planteas que tradición es el Hoyo y seguridad es Glorieta… Yo creo que ese no es el planteamiento. Vamos a ver, aquí hay una cosa que está muy clara: para mí se ha perdido lo que es la esencia de la noche de las migas. Lo que no puede ser es que venga gente como llegó el año pasado… Tanto hablar de la noche de las migas, ¿y eso es la noche de las migas? A mí me gustaría que me explicaran las propias peñas qué es la noche de las migas para ellos. Yo lo que sí te puedo decir es que por falta de diálogo con las peñas no va a ser, porque yo tengo que conocer de primera mano qué es lo que quieren las peñas. Yo ya he estado hablando con peñas y lo que encuentro ciertamente son discrepancias dentro de las mismas peñas. Por otro lado, yo creo que tradición y seguridad son perfectamente compatibles y yo abogo por la tradición, por supuesto. La noche de las migas, dentro de que sea una noche anárquica –y creo que así debe ser–, tiene que ser una noche dentro de un contexto. Lo que no puede ser es que las peñas migueras se metan cada una en su local y salgan a las cinco y media de la mañana. Para mí eso no son migas, eso es botelleo, y creo que tenemos 365 días al año para hacer botelleo. Por eso creo que si Comisión de Festejos saca en el programa de fiestas una cosa que se llama Noche de las Migas es para que entre dentro de un contexto en el que, aunque sea anárquica, se cumplan una serie de normas. Esta es mi opinión particular. De hecho, yo te puedo decir que como Emilio Martínez no soy partidario de hacer las migas como están. Y como secretario de festejos no voy a consentir las migas tal y como están ni Comisión de Festejos las va a asumir así. Es decir, por diálogo no va a quedar, pero las migas en la Glorieta no van a ser. Lo tengo clarísimo.

¿Qué le diría a Emilio Martínez la noche antes de ser nombrado Secretario de Festejos?

Le diría lo mismo que le estaba diciendo quince días antes, un mes antes y tres meses antes. Que yo a mí mismo me estaba diciendo que no, que no y que no. ¿Que por qué después he dicho que sí? Sinceramente, no me lo preguntes. Supongo que el subconsciente te lleva a lo que te tiene que llevar, viene a pedírtelo gente y al final te tocan la fibra sensible, te dicen “no lo hagas por mí, hazlo por la Santísima Cruz”, “venga, que es un Año Jubilar”… Y yo decía que siempre somos los mismos, que si es que no hay manera de variar, pero al final aboca a que es así como tiene que ser. De hecho el tiempo me da la razón. Ojo, que aunque haya sido un poco forzado, eso no quiere decir que tenga menos ilusión, porque ilusión tengo muchísima; pero sí que me queda un poquito de cargo de conciencia, porque he procurado meter gente joven y renovar junta, pero creo que la gente joven o ve la fiesta de otra manera o tiene otra forma de concebirla, porque realmente tengo la sensación de que todo esto le da exactamente igual. Y al final uno tiene que recurrir a sus mismos contactos y amigos. A fin de cuentas, no me arrepiento porque tengo una Comisión de Festejos de muchísimos años, con mucha experiencia y vamos a aportar todo lo que podamos para engrandecer esto.