Entrevista a Óscar, Concejal de Festejos del Ayuntamiento

entrevista-cabeceraOs dejamos una nueva entrevista, en esta ocasión la realizamos hace varias semanas a nuestro Concejal de Festejos Óscar Martínez, en ella nos cuenta aspectos interesantes de su cargo como concejal relativo a las áreas de festejos y cultura.

Para empezar, algo que nos interesa a todos: ¿en qué estado se encuentra la candidatura de los Caballos del Vino a patrimonio inmaterial de la Humanidad de la UNESCO?

La candidatura ha dado ya uno de los pasos más importantes, se podría decir que está a la espera, y se supone que en la próxima reunión prevista para 2018 estará situada en primera línea española, porque cada país puede presentar un número determinado de propuestas. El trabajo más difícil está hecho. Lo que tiene que hacer el Bando de los Caballos del Vino como entidad que soporta el festejo, en colaboración con otras entidades políticas y sociales, como es el Ayuntamiento y la Comunidad Autónoma, es estar presente y no cejar a la hora de realizar actividades culturales que, aunque no tienen que ser grandes cosas, sí deben ser un continuum de actividades para demostrar que es una cosa que está viva. Actividades aparte del festejo de los Caballos del Vino, a lo largo del resto del año.

¿Cómo se presenta el Año Jubilar en cuanto a eventos culturales?

00202ES4MU-300x229Pensamos que los eventos culturales son primordiales, porque aunque el Año Jubilar sea un evento eminentemente religioso, la otra vertiente principal que ha de tener es la cultural; por tanto, en la medida de nuestras posibilidades, pretendemos que todos los meses haya varias actividades culturales. Se empezó por ejemplo con el concierto de Jaime Urrutia, con obras de teatro y conciertos en febrero… Y la filosofía que vamos a tener desde la Concejalía de Cultura es combinar la oferta cultural que ya de por sí tiene Caravaca agrandándola con lo que nos pueda venir de la Comunidad Autónoma para que este Año Jubilar sea muy potente en lo cultural. Lo vamos a intentar avanzar mensual o bimensualmente siempre que sea posible durante el año completo, o sea, de principio a fin.

Muchos caravaqueños se lo preguntan, pero pocos lo saben. ¿Cómo se organizan unas fiestas como las de Caravaca? ¿Cómo se resuelve el reparto de responsabilidades?

Las fiestas en torno a la Santísima Cruz a mí siempre me gusta decir que son un microcosmos, son un apartado muy complejo dentro de la sociedad caravaqueña. Yo soy el concejal de cultura y de festejos al mismo tiempo, y el concejal de festejos en este caso no organiza en sí, sino que más bien coordina. En cuestiones de organización, la figura más importante es el Secretario de Comisión de Festejos que depende directamente de la Real e Ilustre Cofradía de la Santísima y Vera Cruz. Ese Secretario de Comisión de Festejos es el que se crea una directiva o un grupo de trabajo a su alrededor en el que están incluidos también, lógicamente, los bandos moro, cristiano y de los caballos del vino. Pero que eso es lo que se ve, porque alrededor hay un montón de personajes, de pequeños actores dentro de ese gran microcosmos, como pueden ser los giganteros, el personal del Ayuntamiento que monta las infraestructuras, etc. El Ayuntamiento, principalmente, aparte de ser uno de los principales financiadores de la Comisión de Festejos, lo que aporta son las infraestructuras y poner, como si dijéramos, “la calle”, los servicios de limpieza, etc. Pero la capacidad de organizar y disponer la tiene el Secretario de Comisión de Festejos. El concejal de festejos está en estrecha relación con él y con la Cofradía, pero más que organizar, el papel de mi concejalía es el de coordinar, porque hay más festejos a lo largo del año, tanto en el pueblo como en las distintas pedanías que tiene Caravaca.

¿Cree que la cultura es un valor al alza en Caravaca de la Cruz o se nota poco interés en lo cultural?

Yo no creo que la cultura en Caravaca sea algo olvidado en el pueblo, aunque sí hemos sido tradicionalmente una plaza dura en cuanto a conciertos, en cuanto a obras de teatro, en cuanto a determinadas propuestas culturales. En nuestra intención está intentar revertir eso, pero en la medida de lo posible; tampoco queremos meternos donde no podemos meternos, pero, teniendo en cuenta los aforos que podemos tener en Caravaca y las posibilidades que podemos ofrecer, queremos avanzar en este aspecto. En invierno, el teatro Thuillier no nos permite grandes aforos, a eso me refiero cuando digo lo de actuar acorde a nuestras posibilidades. El año pasado cuando organizamos por ejemplo el concierto de los Celtas Cortos, a mí me gustó mucho ver las calles de Caravaca llenas de gente cenando en la previa al concierto, luego la plaza del Arco con un aspecto inmejorable, familias enteras… Yo creo que si se hace con tacto y teniendo en cuenta las características de lo que somos, la cultura puede ir a más. Aunque repito que siempre hemos sido una plaza dura.

El Jubilar es un año para lucir nuestras mejores galas patrimoniales. ¿Hay previsión de intervenir mueble e inmueble o alguna puesta en valor?

Durante 2016, en los últimos meses del año, se estuvieron reparando las murallas de la basílica-santuario y aparte hemos realizado un plan de choque, ya no en sitios culturales, sino en distintos lugares de Caravaca, y queremos avanzar en la adquisición de algunos inmuebles que son muy importantes en Caravaca, como, por ejemplo, la que tradicionalmente se conoce como casa de San Juan de la Cruz.

En cuanto a otras actuaciones, la verdad es que no depende únicamente de nosotros. Necesitamos mucha ayuda externa porque nosotros no podemos asumir el coste de las actuaciones que se tienen que realizar en esos determinados lugares, como pueda ser el convento de las Carmelitas, etcétera, etcétera.

Gigantero, navarro, nazareno morao, profesor, concejal y deportista…

Aunque no se me note. (risas)

… ¿Cómo lo hace?

Pues la verdad es que me gusta lo que hago: me gusta ser profesor, me gusta ser gigantero, me gusta salir en los Navarros, le tengo mucha pasión a la Semana Santa y el deporte, que es lo que más abandonado tengo, también; aparte de lo de concejal, que también creo en lo que hago. De lo contrario, me quedaría acostado en mi casa y que otro lo hiciera. Sobre todo, sobre todo, aunque esté feo decirlo, gracias a que soy un pájaro libre, que no tengo descendencia, puedo gestionar mi tiempo como quiero, la verdad que eso ayuda bastante. Porque seguramente si tuviera hijos o tuviera pareja, alguna de estas partes se vería dañada o recortada en algún momento, pero como dispongo del tiempo como quiero, pues la verdad es que puedo llevarlo todo para adelante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>