Gigantes y cabezudos al son de la dulzaina

cabeceraUnas veces villanos, otras héroes, los Gigantes forman parte del imaginario colectivo desde los pretéritos tiempos medievales. Protagonistas de leyendas y cuentos infantiles, el gigante es la representación tanto de la sublimación de la humanidad como de la encarnación de sus más terribles temores, pues el gigante poderoso y bonachón y el colosal destructor a menudo comparten presencia en las fabulaciones, pues acaso son ambos las dos faces de nosotros mismos…

Sea como fuere, los gigantes aparecen en las crónicas festeras divinas y paganas de diversos puntos de España, y allende nuestras fronteras, desde antiguo, siendo su origen aún un misterio por desvelar. En Caravaca de la Cruz, desde luego, son parte esencial de las Fiestas en Honor a la Santísima y Vera Cruz, pues los Gigantes y Cabezudos, queridos por pequeños y mayores, son los embajadores de los festejos, pregoneros silenciosos de los días de algarabía y solemnidad que están al llegar. En un dueto indisoluble, los Gigantes (y cabezudos) acompañan al Tío de la Pita (y Tamboril) en sus desfiles por las carreras caravaqueñas, escenarios desde antaño de la desbordante alegría de la chiquillería domada al son de melodías populares.

1

Solemnidad gigantil

Y sin embargo, los gigantes no siempre fueron parte casi exclusiva de nuestras Fiestas. En su origen, y como nos señalan los documentos históricos, los gigantes eran parte del cortejo de la fiesta del Santísimo Sacramento, o Corpus Christi, la solemnidad religiosa más importante del año en aquellos tiempos y que más esmero requería por parte de las mayordomías encargadas de su organización. Se habla de “danzas y gigantes” como parte de las celebraciones del Corpus, en las que también aparece una figura diabólica llamada Tarasca, una especie de serpiente dracónica, representante de Lucifer, cuyo destino al final de los festejos era perecer en las llamas purificadoras.

La razón de la presencia de los gigantes en la celebración del Corpus navega en la conjetura; acaso podría explicarse como un simbolismo de la separación entre lo terrenal y lo divino, siendo los gigantes los heraldos de lo perecedero, como ellos mismos, meros seres de tela, madera y cartón, frente a la eternidad espiritual.

La primera documentación relativa a los gigantes caravaqueños data de 1628, en las fiestas del Corus Christi, con el pago de 160 reales del Mayordomo Juan Torrecilla Merino al artesano Tomás Carbonell para la hechura de cuatro gigantes y un caballo, partes de una representación teatral. Así mismo, en el mismo año se halla testimonio del pago de 142 reales y 36 más por montar los gigantes y conducirlos, respectivamente. Su presencia se mantendría en las décadas siguientes, siempre ligados al Corpus.

2

El ocaso y resurgimiento de los gigantes

En 1780, las danzas de “gigantones y enanos” fueron prohibidas por Real Cédula de Carlos III, sin duda impulsada por los Obispos Ilustrados que encontraban de poco gusto decoroso éstos elementos, declarando que “…su concurrencia ocasiona no pocas indecencias y sólo sirven para aumentar el desorden y distraer o resfriar a la Majestad Divina”. Sin embargo, pasados los temores a la sanción de las primeras décadas, la prohibición se fue olvidando y en el siglo XIX las danzas de gigantes y cabezudos o enanos volvieron poco a poco a poblar las festividades de corte no sólo religiosa sino también civil.

El cómo y cuándo los gigantones se vuelven parte de las Fiestas de la Vera Cruz de Caravaca es, una vez más, un enigma. Se dispone de una fecha probable, 1839, en la que ya los gigantes formaban parte de los festejos patronales caravaqueños. Acaso se llegó a ésto con un proceso paulatino, en el que al ir cobrando mayor relevancia las celebraciones en honor a la Stma. Cruz, así los gigantes y dulzainas fueron abandonando las solemnidades del Corpus para incorporarse a las festividades locales.

Desde entonces y de forma más o menos constante, los Gigantes van a aparecer cada año en las calles caravaqueñas como preludio a las Fiestas de la Cruz, siempre bailando al son de las melodías del Tío de la Pita… ¡que ya suenan por nuestras avenidas!

El Tío de la Pita y sus gigantescos compañeros

El Tío de la Pita llega en un autobús, recibido con todo el cariño de un pueblo, y como si de un Flautista de Hamelín se tratase, como cosa de magia, logra que la multitud le siga mientras toca “Serafina la Rubiales”. Detrás de él y de su inseparable Tamboril, los Gigantes y Cabezudos cierran la comitiva portados por abnegados y expertos giganteros, duchos en el manejo y baile de los colosos de cartón.

El Tío de la Pita, con arraigo en diversos puntos de la Región de Murcia, surge en el Renacimiento, como parte de los rituales primaverales, el tiempo de las labores del campo. Es el despertador del huertano que debe ponerse a la faena, el músico que junto con su Pita (dulzaina) y un niño acompañándole al tambor, recorre las sendas de las aldeas y los campos tocando melodías que ayudan a los cultivos a romper su sopor y dar buenas cosechas. En Caravaca, además, el Tío de la Pita está ligado a los “Conjuros” que se practicaban desde el Santuario de la Vera Cruz, en el que la Reliquia era mostrada a los cuatro puntos cardinales para abjurar las tormentas y bendecir los campos.

Los testimonios documentales del Tío de la Pita aparecen desde el siglo XVI, del cual se datan documentos de pago a “músicos” que vienen de fuera de Caravaca a amenizar las fiestas del Corpus. Ya en el XVIII, se menciona el contrato anual a “un dulzainero” que acude a Caravaca para cumplir la misma tarea, hasta que su labor se liga de forma permanente a las Fiestas de la Cruz. Naturalmente, con el paso de la presencia de los gigantes en el Corpus a las Fiestas patronales caravaqueñas, el Tío de la Pita les sigue en la aventura, convirtiéndose desde entonces en inseparables compañeros de correrías y música en las postrimerías del mes de Abril.

4

Serafina está en la esquina, más seca que una sardina…

Sin duda, un halo de emoción acompaña la danza de los gigantes y cabezudos con la melodía del Tío de la Pita, pues es la señal inequívoca de que se aproximan las Fiestas de la Vera Cruz de Caravaca y Caballos del Vino. La dulzaina del Tío de la Pita resuena en las calles durante los cinco días más esperados por la chavalería de Caravaca, pues es tiempo de juego y bailes, y de probarse a uno mismo para ver cuánto ha crecido durante el año anterior tratando de alcanzar las enormes manos de los Gigantes.

Tras los Festejos, la dulzaina del Tío queda en silencio hasta el año siguiente, y los gigantes y cabezudos duermen su sueño reparador en la antiquísima Ermita de San Sebastián, deseando el pueblo caravaqueño que vuelvan a salir de su sopor al grito de “¡Gandules, gandules…!” mientras el Tío de la Pita vuelve a bajarse del autocar tocando aquello de:

“Serafina está en la esquina, más seca que una sardina.
Serafina, Serafina.
Serafina la Rubiales es una chica muy fina.
Serafina, Serafina.
Serafina mueve los pinreles,
que tu cara es un manojo de claveles.
Serafina, deja a ese bribón.
Serafina de mi alma, Serafina de mi corazón”.

5

AGRADECIMIENTOS

Al siempre solícito Peris González por su aportación documental y fotográfica.

Encuentro de Bandas de Música

cabecera-bandasEl próximo fin de semana, 29 – 30 de abril, se celebra en Caravaca de la Cruz el VI Día de la Federación de las Bandas de Música de la Región de Murcia con el siguiente programa de actos:

PROGRAMA
Recepción de las distintas bandas a partir de las 10 h.
en la Avda. de los Andenes, apeadero de Autobuses
(donde se apearán los músicos y los autocares con los
instrumentos se dirigirán a Salones Castillo).

  • 11’00 h. Inicio de la Peregrinación con las banderas de
    cada Banda de Música en cabeza por Calle Corredera,
    Plaza San Juan de la Cruz, Gran Vía, Plaza del Arco, a la
    Parroquia de El Salvador, donde se realizará la Estación
    Jubilar y se recoge la Cruz guía para subir hacia la
    Basílica. (Duración Estación Jubilar 10 min.).
  • 11’30 h. Llegada a la Basílica-Santuario, donde se
    acoplarán las distintas bandas en la explanada del
    Castillo.
  • 12’00 h. MISA DEL PEREGRINO. Donde las Bandas
    ganarán el jubileo y todas las banderas presidirán dicha
    misa.
  • 14’00 h. Comida de Hermandad en Salones Castillo de
    la Cruz. (A la llegada al Templete, todos los
    representantes de las bandas recibirán un sobre con los
    tiket de la comida). Ya en los Salones y una vez acabada la comida Acto
    protocolario, donde el Alcalde de Caravaca de la Cruz y
    otras autoridades, darán la bienvenida.
  • 16’00 h. Recogida de instrumentos y concentración en
    la explanada de dicho restaurante.
  • 16’45 h. Inicio del pasacalles con el siguiente
    recorrido: Salones Castillo, Paseo de Santa Clara, Calle
    de las Monjas, Plaza del Arco (donde cada banda
    interpretará el pasodoble que ellos han seleccionado),
    Gran Vía, en la tribuna de autoridades se hará entrega
    del Certicado de Peregrino a cada banda y de su
    corbatín a cada bandera, continuando el desile por
    Maruja Garrido y Templete. Recordamos que será retransmitido en directo por la 7
    Región de Murcia.
  • 18’00 h. Todas las bandas al unísono interpretarán 4
    piezas:
  • Himno de la Federación de Bandas
    Juanito “El Jarri”
    Caballeros de Navarra
    Amigo Emilio

Encuentro Nacional de Gigantes

cabecera-gigantesAgrupaciones procedentes de la Comunidad Valenciana, Murcia, Cataluña y Madrid participan este sábado, 22 de abril, en el IV Encuentro-Peregrinación Nacional de Gigantes y Cabezudos, que se celebra en Caravaca de la Cruz, coincidiendo con el Año Jubilar 2017.

En total, son doce los municipios que estarán presentes en este evento promovido por la Asociación de Amigos de los Gigantes de Caravaca de la Cruz, con la colaboración del Ayuntamiento de Caravaca de la Cruz, la Comisión de Festejos de la Cofradía de la Vera Cruz y distintas marcas patrocinadoras.

Entre las agrupaciones participantes se encuentran algunas de las más representativas de la tradición gigantera española, como la Colla de Nanos y Gigantes de Alicante, cuyo origen se remonta al siglo XV, incorporada desde el siglo XX a la fiesta de las Hogueras de San Juan, o los de Monovar, documentados desde el año 1940.

Tampoco faltarán a la cita la asociación ‘El tío Pajero’ de Abarán, con su banda de gaitas ‘Mazicandú’, la Comparsa de Barberá del Vallés, los Gigantes y Cabezudos de Cehegín, el Grup de Danses del Pinós, la asociación ‘La Espartosa’ de Estación de Blanca, así como los gigantes de Novelda, Ontinyent, Torrejón de Ardoz y la Asociación ‘La Chirimía de Murcia’.

Como anfitriones de este encuentro-peregrinación, saldrán a la calle los centenarios gigantes y cabezudos de Caravaca de la Cruz, formados por once gigantes y varios cabezudos, amparados bajo el manto de sus progenitores ‘El Nano’ y ‘La Nana’.

Caravaca vuelve a ser sede de un encuentro nacional de gigantes, tras los celebrados en 2000 y en los años jubilares 2003 y 2010.

GigantesCaravaca01

Programa de actos

El IV Encuentro-Peregrinación Nacional de Gigantes y Cabezudos de Caravaca de la Cruz dará comienzo a las 10.00 horas del sábado, con la recepción de asociaciones y la ‘plantá’ en la Plaza Paco Pim. A las 12.00 horas, tendrá lugar un primer pasacalles por la Gran Vía, momento en el que se desarrollarán las típicas danzas y juegos de gigantes.

Tras la recepción a todos los participantes en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Caravaca de la Cruz, a las 14.00 horas, tendrá lugar un nuevo pasacalles por Gran Vía, Plaza del Arco a Salones Castillo de la Cruz. La Asociación de Amigos de los Gigantes de Caravaca de la Cruz continuará por Plaza del Arco, calle Gregorio Javier, Vidrieras, Canalejas, Poeta Ibáñez a Placeta del Santo.

CartelIVEncuentroPeregrinacionNacionalGigantesUCabezudos

I Concurso de Balcones y Escaparates festeros

cabecera-concursoLa Concejalía de Festejos del Ayuntamiento de Caravaca de la Cruz, en colaboración con el portal web caravacafiestas.com y el patrocinio de Acciones Urbanas, Servicios y Medio Ambiente, convoca la primera edición del concurso ‘Balcones y escaparates festeros’.

A través de este certamen, la Concejalía de Festejos hace un llamamiento a todos los comerciantes, empresarios y vecinos de la localidad para que decoren sus locales y viviendas con elementos inspirados en las Fiestas en honor a la Santísima y Vera Cruz. El objetivo es embellecer la ciudad durante la celebración de sus festejos patronales y, al mismo tiempo, reforzar la campaña de promoción online que durante el mes de abril se despliega en redes sociales.

Para participar tan sólo hay que seguir la página en Facebook ‘Caravaca en Fiestas’, subir una imagen de tu balcón o escaparate y etiquetar la publicación con #BalconesYEsparatesFesteros. El jurado seleccionará un total de diez fotografías finalistas y serán los propios usuarios de esta red social los que elijan las tres ganadoras, mediante el número de ‘me gusta’ conseguido.

La empresa concesionaria de servicio municipal de limpieza viaria, mantenimiento de jardines y recogida de residuos urbanos, Acciones Urbanas, Servicios y Medio Ambiente, otorgará un primer premio, para cada una de las categorías de balcones y escaparates, consistente en una jornada a pensión completa en el Hotel Puerto Juan Montiel, Spa & Base Náutica, de Águilas.

Las bases que regulan este concurso están disponibles para su consulta en la sección actualidad del portal web caravacafiestas.com.

La Patrulla Águila en Caravaca

cabecera-patrullaLa Patrulla Águila sobrevolará el cielo de Caravaca de la Cruz al término de la tradicional Ofrenda Floral a la Vera Cruz, que tiene lugar en la mañana del 1 de mayo, dentro de las fiestas patronales.

El alcalde, José Moreno, ha recibido hoy en el Salón de Plenos a los pilotos del grupo de vuelo acrobático del Ejército Español de Aire, que se han desplazado a la ciudad para planificar esta actividad. Los pilotos han visitado el Consistorio, encabezados por el comandante José Manuel García Mora y el caravaqueño Juan Ramón Ruíz, que es uno de los siete pilotos titulares de la patrulla.

José Moreno ha querido agradecerles el gesto que van tener con Caravaca de la Cruz y su Año Jubilar 2017, con la actividad que tendrá lugar el próximo 1 de mayo y con el encuentro que mantendrán hoy con niños y niñas en el teatro Thuillier. Asimismo, ha informado, para tranquilidad de los vecinos, que durante la jornada del próximo martes 25 de abril tendrán lugar las pruebas de las pasadas y acrobacias de cara al 1 de mayo.

RecepcionPatrullaAguila01 RecepcionPatrullaAguila02

Sorteo de números 2017

cabecera-sorteoEl domingo 2 de abril de 2017 se procedió al tradicional sorteo de números para los Caballos del Vino. Este sorteo asigna el orden de subida a la Basílica Santuario para las distintas peñas para este próximo 2 de mayo. A continuación os dejamos el listado de los números. Suerte a todos.

1- Caprichoso
2- Insolente
3- Azahara
4- Solitario
5- Jeque
6- Aspirante
7- Púa
8- Cabezico
9- Gacel
10- Pura Sangre
11- Campeón
12- Mudacid
13- Flecha Roja
14- La Pastora
15- Panterry
16- Rebelde
17- Baezano
18- Solterón-Triana
19- Espartaco
20- Jupiter
21- Puntazo
22- Escándalo
23- Bavieka
24- Jabato
25- Mustafá
26- Retorno
27- Sagitario
28- Ambicioso
29- Cartujano
30- Albino
31- Gaditano
32- Mini-pua
33- Santa cruz
34- Artesano
35- Cortijero
36- Soberano
37- Almanzor
38- Calimocho
39- Berea
40- Triunfador
41- Campanazo
42- Sangrino
43- Zuagir
44- Jubiloso
45- Calesera
46- Universo
47- Terremoto
48- Terry
49- Califa
50- Zambra
51- Mel-azules
52- Silencio
53- Mayrena
54- Gladiador
55- Exigente
56- Legendario
57- Peregrino
58- Chirinos
59- Centauro
60- Luminoso

unnamed

V concurso de las Fiestas de Caravaca en Instagram

cabecera-instagramLa Concejalía de Festejos del Ayuntamiento de Caravaca de la Cruz, con la colaboración de ‘Caravaca en Fiestas’ y el patrocinio de Aqualia, convoca la quinta edición del concurso de fotografía ‘Fiestas de Caravaca’ en la red social Instagram. Esta iniciativa forma parte de las acciones de promoción online de las fiestas patronales.

Para participar en el concurso es necesario seguir el perfil en Instagram @CaravacaEnFiestas y etiquetar las imágenes, tomadas entre el 1 de abril y el 5 de mayo de 2017, con la etiqueta #FiestasDeCaravaca. El jurado seleccionará un total de diez fotografías finalistas y serán los propios usuarios de esta red social los que elijan las tres ganadoras, mediante el número de ‘likes’ conseguido. Los tres ganadores recibirán premios tecnológicos por cortesía de Aqualia.

Las bases que regulan este concurso están disponibles para su consulta en la sección actualidad del portal web caravacafiestas.com.

Tras cuatro ediciones de este certamen, la etiqueta #FiestasDeCaravaca suma un total de 3.319 publicaciones. El pasado año resultaron ganadores, Roger Fernández (@roger_bnw) con 1.108 votos, Maribel Guillén (@mbel.8) con 1.004 votos y Marina Campoy (@marinacampoyr) con 946 ‘likes’.

La curiosa tradición del Viernes de Lázaro en Caravaca

cabecera-lazaroCon el final de la Cuaresma ya próximo, y a una semana del Viernes de Dolores, resulta pertinente recuperar el relato de una vieja tradición caravaqueña que tenía lugar el viernes anterior al de Dolores, y que ayer y hoy se conocía como el Viernes de Lázaro. Actualmente, en éstas fechas se celebra un triduo en honor a San Lázaro, en los tres días precendentes al mencionado viernes de Lázaro, pero la celebración antigua tuvo una forma algo diferente.

Era costumbre en tiempos más pretéritos acudir el mencionado viernes anterior al de Dolores al Santuario de la Vera Cruz, donde desde el siglo XVIII al menos, existe en el lado de la Epístola un altar dedicado al bienamado amigo de Cristo, muerto por enfermedad y resucitado por Su voluntad. Los caravaqueños se congregaban por cientos en el templo, durante todo el día, para orar en el altar de San Lázaro, quizás como parte del atávico sentimiento de suplicar a los Santos remedios imposibles para la mano humana, o como pleitesía a los fallecidos, como lo estuvo Lázaro. Era en efecto un día multitudinario, alcanzando su máxima afluencia a las 3 de la tarde, la hora del miserere, cuando “la iglesia se quedaba pequeña y el espacio dedicado a velas y cirios rebosaba hasta el peligro de incendio por saturación“.

¿Una costumbre de raíces en la Europa del Este?

A día de hoy no se ha esclarecido con nitidez el origen de ésta costumbre caravaqueña del Viernes de Lázaro. Algunas investigaciones antiguas y pendientes de revisión apuntan a que tal tradición fue importada por alguien con la buena intención de revitalizar la afluencia de fieles al Santuario en esta fecha concreta, dado que la presencia masiva de caravaqueños en el Viernes de Dolores y el Viernes Santo en el Castillo se daba por sentada.

articulo-1

Existe una hipótesis sobre las raíces de ésta tradición que habla de la cristianización de una festividad eslava con origen en Serbia y que responde al nombre de Sábado de Lazarel o Sábado de las Flores. En tal festividad, celebrada el sábado antes de Ramos, es costumbre entre otras que las muchachas jovenes, en grupo de tres máximo y vistiendo una de ellas al estilo nupcial, marchen con hojas de sauce adornando su cabello, cantando un himno triste y melancólico que habla de la trágica muerte de un tal Lazarel, víctima de una caída mortal desde un árbol al intentar coger una flor para su amada prometida. No deja de ser una celebración de origen pagano, de celebración de la Primavera.

El cómo ésta festividad llegó a Caravaca, cristianizada y adaptada a las fechas y el contexto religioso local, es aún un misterio. Sin duda existen coincidencias entre el caravaqueño Viernes de Lázaro y el eslavo Sábado de Lazarel, como la celebración de ambos a inicios de Primavera, tomando como base la muerte, y con los lamentos tanto de las hermanas del resucitado amigo de Cristo como de la prometida de Lazarel y sus acompañantes. Sea como fuere, ésta curiosa tradición caravaqueña que tanta popularidad amasó en el siglo pasado y que cayó en el olvido durante muchos años, hoy en día está recuperada en forma del mencionado triduo a San Lázaro, que si bien difiere de las maneras antiguas de ésta costumbre, en esencia su significado no ha cambiado y sigue concentrando a muchos caravaqueños y caravaqueñas con ánimo de rendir culto a Lázaro, uno de los pocos mortales corrientes y molientes que ha vuelto de la muerte para contarlo.

articulo-2

Fuente: ‘Crónicas para la Historia de Caravaca’. J. A. Melgares Guerrero.

La “Noche del Reventón”: Tortas Fritas y Ceniza

cabecera-tortasComo cada año y a modo de ritual de preparación para la semana de Pasión, Semana Santa, nos acercamos al período de Cuaresma, que según la tradición cristiana, fue el período de 40 días que Jesucristo pasó en el desierto ayunando y preparando su espíritu para los futuros acontecimientos. Siguendo la religiosa tradición de “cargar con nuestra cruz”, desde el medievo no han faltado fervorosas muestras de piedad en forma de imitaciones de las penurias de Cristo, desde creyentes que se flagelan las carnes, a semejanza de los latigazos infligidos al Redentor, hasta hacerse crucificar, literalmente, para entrar en comunión absoluta con los dolores que hubo de padecer el mismo Jesús. Casi nada.

No es extraordinario, por tanto, que en la cristiandad se considere cita anual ineludible, si bien con dispares criterios de cumplimiento, la anteriormente referida Cuaresma: cuarenta días completos antes de la Semana Santa propiamente, días en los que tal y como se nos transmite por tradición no se puede comer carne los viernes; aunque tan liviana prohibición contemporánea no sería comparable al mucho más estricto ayuno al que se someterían las gentes piadosas en tiempos más pretéritos con el ánimo de empatizar en lo posible con la abstinencia alimentaria de Jesucristo en sus 40 días en el desierto y cargar, de ésta manera, con su “Cruz”, al tiempo que se “limpia” el alma para la semana Pasional.

Tragar hasta reventar

La Cuaresma comienza formalmente el Miércoles de Ceniza, día marcado en el calendario cristiano apostólico como el indicado para acudir a las iglesias y parroquias a lo que llamamos “ponerse” o “echarse” la ceniza en la frente de manos de un sacerdote, pues recuerda que “polvo eres y en polvo te convertirás”, que la vida es finita, un valle de lágrimas. Desde ese momento arranca el solemne período de Cuaresma en el que cada cual, de acuerdo a su conciencia, se pone las restricciones que su convicción le permita. Aunque en ningún lugar se indica que antes del Miércoles de Ceniza ya haya que ponerse el hábito…

Tal es la finalidad de la fiesta pagana del Carnaval, el baile de máscaras, los días de exceso antes de la abstinencia. Salid, bebed, comed, y no dudéis en bailar, que mañana quién sabe si estaremos en otro lugar. O como mínimo, habremos de estar 40 días de depuración espiritual.

En ésta coyuntura, nace una tradición muy caravaqueña que hunde sus raíces en siglos pasados: la Noche del Reventón, hermosa costumbre etnológica tan sencilla que se explica en pocas palabras: La noche del martes de Carnaval, el día antes de miércoles de Ceniza, comer ‘tortas fritas’ hasta no poder más. O lo que es lo mismo, hasta reventar.

Tales tortas fritas pueden comerse solas, con azúcar, chocolate a la taza, o cualesquiera acompañamientos del comensal. A gusto del consumidor. La única condición para cumplir con el mandato secular de la Noche del Reventón es tragar tortas hasta hartarse. Y el día siguiente, empezar la abstinencia cuaresmal.

tortas fritas

La Torta Frita que vino del Pasado

Quien éste texto rubrica, puede dar Fe de que semejante costumbre no existe mucho más lejos de nuestra Comarca del Noroeste. En mis años universitarios en la ciudad de Murcia, busqué sin éxito cada martes de Carnaval una confitería, panadería u obrador que me sirviese unas pocas ‘tortas fritas’ para mi particular Noche del Reventón, recibiendo de aquellas buenas gentes nada salvo cierto gesto de confusión. Las Tortas Fritas y la Noche del Reventón es un elemento idiosincrásico particularmente localizado y muy digno de transmitirse y conservarse. Pero, ¿De dónde viene tamaño disparate gastronómico? La documentación conservada desde luego no arroja apenas información. Todo lo que podemos hacer es conjeturar que tal tradición proviene de la Edad Media, período histórico en el que a la dificultad endémica de procurarse una adecuada alimentación se le sumaba la obligación religiosa de guardar la Cuaresma como todo buen cristiano, con sus correspondientes abstenciones alimenticias, si bien es bastante lógico pensar que en los confortables palacetes y castillos nobles resultaba sensiblemente más cómodo guardar los piadosos ayunos que en los estamentos más desfavorecidos. El campesinado, aguzando el ingenio y echando mano de los ingredientes más básicos a su alcance (agua, sal, harina y huevos, en su versión más elemental) se procuraban una masa densa y pastosa que separada convenientemente en trozos más pequeños y frita en aceite originaba una más que respetable cantidad de “tortas” que llenaban bien la panza y permitiría a las gentes de la plebe soportar los rigores cuaresmales.

Ésta receta, naturalmente adaptada y modificada a los gustos y posibilidades de la era moderna, es la que fundamentalmente ha llegado a nuestra época. Y a día de hoy, acaso un milenio después, las ‘tortas fritas’ continúan reuniendo a las familias en torno a una cena a base de éstas delicias ancestrales elaboradas con productos que la tierra tan generosamente nos brinda. Raro es el teléfono que no suene un día o dos antes del miércoles de Ceniza y al otro lado haya una madre o abuela, padre o abuelo, que diga “pásate por casa si quieres a por unas tortas fritas, que me han salido muchas…”

Feliz Martes de Carnaval. Felices Tortas Fritas. Que ustedes revienten bien.

Podéis encontrar una receta de ‘tortas fritas’ pinchando ésta dirección.

http://www.turismocaravaca.com/blog/noche-de-reventon-noche-de-tortas-fritas/

¡Que aproveche!

Caravaca de la Cruz: Jubiloso camino

cabecera-jubilar

Si reflexionamos un instante, la vida es esencialmente caminos. Iniciamos un camino al nacer, lo recorremos arropados por nuestras familias y amigos, encontramos obstáculos que debemos superar… Decisiones, las decisiones son parte del camino. Cientos de pequeñas sendas se nos presentan durante nuestra existencia, disyuntivas y elecciones que debemos encarar con sabiduría, o en un arrebato pasional, y cuyas consecuencias sólo podemos conocer al final de esa vía. A veces podemos volver atrás; otras no.

Y en otro lugar están los caminos interiores, los que recorremos dentro de nosotros mismos, la mayor parte de las veces en una soledad introspectiva. Preguntas, dudas, “y si…”, a la sazón pequeños caminos personales e íntimos que sirven para hacernos crecer como seres conscientes y conformar las personas que somos. Parte de esos caminos son las sendas espirituales, las que no refieren a nada material sino etéreo, las vias que parten y regresan al alma. En algunas ocasiones, las más extraordinarias, la andanza del camino del espíritu se conjuga con una senda de lo físico, como parte del crecimiento y el ansiado objetivo de la meta. Son los peregrinajes: veredas que recorremos a la vez con las piernas y el espíritu, la travesía vital y la comunión perfecta con nuestro propio ser. Los peregrinajes han existido durante toda la Historia, conduciendo a gentes de toda condición a lugares de especial y única significación, muchas veces como parte del camino espiritual, otras tantas con objetivos más mundanos, rogativas, súplicas, o meras muestras de respeto. Tal vez el ejemplo más conocido de camino de peregrinaje en España es el Compostelano, que conduce a Santiago, la sepultura del Apóstol.

peregrinoY sin embargo, existe otro peregrinaje, más humilde, menos transitado, pero de ninguna manera de menor entidad espiritual. Es el Camino de la Cruz, que lleva hasta la Santísima y Vera Cruz de Caravaca, nuestro Lignum Crucis, la razón de ser de Caravaca de la Cruz. Una reliquia muy devocionada desde antiguo, implicada en numerosos milagros, cuya veneración comenzó a ser recompensada con indulgencias por el Papa Clemente VI en el siglo XIV. Adoración secundada por cientos de miles de peregrinos y penitentes, veneración que ha traspasado los velos del tiempo y que llega hasta nuestros días. Humildes, nobleza, alta clerecía, realeza… el Camino de la Cruz no comprende de divisiones sociales a la hora de cobijar bajo su seno protector a quienes demuestran auténtica Fe.

Desde el año 1998, y gracias a la concesión del Santo Papa Juan Pablo II, Caravaca de la Cruz goza de un año jubilar cada 7 años in perpetuum, es decir, para siempre. De esta manera, una tradición de casi 8 siglos de antigüedad queda institucionalizada, y el Santuario de la Vera Cruz de Caravaca, la Real Basílica, se convierte en uno de los 5 lugares más sagrados del mundo Cristiano. El camino nunca se ha detenido. El peregrino sigue llegando a postrarse ante la Santa Cruz. Éste año 2017, Año Jubilar, es el año de los Caminos de la Cruz.

¿Cuál es la razón del Camino de la Cruz?

En el año 1998 el papa San Juan Pablo II dejó establecido que peregrinando a Caravaca y adorando a la Cruz, puede ganarse la Indulgencia Plenaria. El Camino de la Cruz es por tanto un peregrinaje espiritual y una manera reconocida por la Inglesia para que los penitentes obtengan el Jubileo, la total absolución de sus pecados.

cruz

¿Cuándo se puede recibir el Don del Jubileo?

En éste Año Jubilar, existen diversas fechas marcadas como adecuadas para obtener la Indulgencia. Son las siguientes:

  • El 3 de Mayo, Invención de la Cruz. La fecha en la que, según la tradición, Santa Elena, madre del emperador Constantino, halló el madero donde fue crucificado Cristo.

  • 14 de Septiembre, Exaltación de la Cruz, día en el que se conmemora el rescate de la Santa Cruz de manos de los persas, quienes la habían sustraído de Jerusalén.

  • En los días señalados para la Apertura y Clausura del Año Jubilar, éstos son, 8 de Enero de 2017 (Apertura) y 7 de Enero de 2018 (Clausura)

  • Cuando el obispo de la Diócesis de Cartagena presida alguno de los ritos del Santuario, también puede ganarse el Jubileo.

  • Finalmente, Una vez al año, el día que los fieles elijan, pereginando en grupo al Santuario de la Vera Cruz.

pergamino¿Qué se necesita para recibir el Jubileo?

  • Es necesario, en primer lugar, peregrinar hasta el Santuario de la Vera Cruz de Caravaca con devoción auténtica y con intención de ganar el Jubileo. También se debe participar de alguna de las celebraciones de la Basílica Santuario.

  • Debe llegarse en estado de Gracia, es decir, habiendo recibido la Confesión. Sin embargo, se establece que éste sacramento puede recibirse unos días después de haber recibido la Indulgencia. También se debe participar de la Eucaristía.

  • Se debe orar por la Paz mundial, por las intenciones del Papa, y por la Iglesia Católica.

  • Y por supuesto, adorar a la Santísima y Vera Cruz de Caravaca.

¿Debo completar algún recorrido mínimo para obtener la Gracia del Jubileo?

No es obligatorio. Tan sólo se pide que se acuda al Santuario con verdadera intención de ganar el jubileo y con espíritu de contricción. Sin embargo, para aquellos que deseen una expriencia más completa de peregrinaje, existen algunos Caminos de la Cruz establecidos, siendo el principal de ellos el que parte de Orihuela y conduce hasta Caravaca, pasando por lugares de importante significado espiritual como la Catedral de Santa María de Murcia y el Real Monasterio de la Encarnación de Mula, donde se custodia la Santa Espina de la corona de Cristo.

camino

No obstante, cada día parte una peregrinación simbólica desde la Parroquia de El Salvador, a las 11:30 de la mañana, que lleva hasta el Santuario, donde a las 12 en punto se lleva a cabo la Misa del Peregrino.

2017 es un año de espiritualidad, una ocasión excelente para viajar hasta Caravaca de la Cruz y conocer nuestras tradiciones, festividades, interesantísimo patrimonio histórico y cultural, y desde luego, obtener de la Santísima y Vera Cruz el don del Jubileo; una senda más en el camino de la vida.

Para obtener más información sobre el peregrinaje y los actos del Año Jubilar 2017 de Caravaca, o para disfrutar del turismo en Caravaca, os proporcionamos los medios de contacto de las instituciones implicadas en la organización del año santo.

Oficina de la Real e Ilustre Cofradía de la Santísima y Vera Cruz de Caravaca: